¿Vale la pena comenzar a trazar una estrategia de Marketing de Contenidos?

agosto 27, 2018 admin

¿Vale la pena comenzar a trazar una estrategia de Marketing de Contenidos?

Tras las nuevas tecnologías y con el hecho de que las personas están todo el tiempo, o por lo menos la mayor parte del tiempo, conectadas, la manera de hacer Marketing ha cambiado. El Marketing Digital es, actualmente, una buena manera de agregar valor a una marca.

Junto a él podemos nombrar el marketing de contenidos que es una forma de atraer y fidelizar la audiencia de una empresa y/o producto. Pero, para que tengas éxito, es necesario tener una estrategia clara. Es decir, lo fundamental es saber adónde quieres llegar.

¿Tienes ganas de triunfar en tu estrategia de Marketing de Contenidos? Pues en este artículo te ayudaremos con algunos consejos.

¿Qué es Marketing de Contenidos?

Antes de todo, es necesario que tengas en cuenta el concepto básico del Marketing Digital que es el Marketing de Contenidos. Para que puedas trazar tu estrategia, te hace falta tener claro qué es.

El Marketing de Contenidos es una estrategia que propone la creación de contenidos para alcanzar audiencias afines a un negocio, a través del uso de técnicas específicas de posicionamiento para aparecer con relevancia y autoridad en la Internet. Distinto al Marketing tradicional y a la Publicidad, el Marketing de Contenidos busca atraer al público de forma natural, sin insistir y sin imponer; sino haciendo propuestas oportunas de valor que agraden al usuario y lo inviten a siempre regresar por más.

¿Por qué necesito una estrategia de Marketing de Contenidos?

Ciertamente existen muchas estrategias de Marketing para implementar y que funcionan, ¿verdad?, pero, ¿por qué entonces invertir esfuerzos en una estrategia de Marketing de Contenidos?

Para comenzar, es muy cierto que el Marketing de Contenidos no es un táctica que se implementa para obtener resultados inmediatos o a corto plazo; por el contrario, es una estrategia que toma tiempo, pero cuando trae resultados, son fuertes y duraderos.

Los principales motivos para realizar una estrategia de Marketing de Contenidos, por lo tanto, no es la efectividad inmediata, sino que se dirige a resultados mucho más valiosos para las construcciones de marca, por ejemplo:

– Ayuda a mejorar la imagen, gracias a que se presenta como una forma de interacción que el usuario sí quiere tener con un negocio.
– Mejora el posicionamiento SEO, debido a que la interacción oportuna que genera con los usuarios, hace que su presencia en internet se vuelva fuerte.
– Crea confianza: ¡Importantísimo! A diferencia de otras técnicas más directas, el Marketing de Contenidos se basa en darle al usuario lo que está buscando y no le impone ninguna necesidad.
– Necesita bajos costos de inversión.

¿Cómo empiezo mi estrategia de Marketing de Contenidos?

En primer lugar, es necesario que tengas en cuenta cuál es tu buyer persona. Es decir, para que tu estrategia pueda traerte más clientes, es necesario que sepas a quién quieres atraer. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Cuál es el público especifico para tu producto? ¿A quién les puede interesar consumir o conocer tu marca?

Bueno, esas preguntas hay que responderlas para que puedas empezar tu estrategia. El diferencial del Marketing de Contenidos es justo eso. Producir contenidos que puedan resolver una demanda o solucionar un problema de tu público ideal y, naturalmente, atraerlo a ser un consumidor asiduo de tu marca.

¿Ya sabes cómo crear contenidos que las personas realmente estén buscando? ¡Ingresa al enlace para conocer!
Después que tengas en cuenta quién es tu persona, es necesario que sepas dónde pretendes llegar. Claro, porque para que tengas una estrategia completa, te hace falta una meta, es decir, de nada sirve una estrategia con un público si no tienes un enfoque, un objetivo.

Por eso, para empezar tu estrategia, tienes que reflexionar un poco sobre tu marca, tu producto a quién puede atraer tus contenidos y, por último, estipular una meta a corto, mediano y largo plazo. Y después de todo, empezar tu estrategia.

¿Ves? No vas a imponer nada a nadie, sino que reflexionarás sobre tu marca, presentarás posibles soluciones a quiénes puedan serles útiles y si se sintieron a gusto, volverán para consumir más de tus contenidos. Y así, naturalmente estarás cerca del éxito y, por supuesto, de tu meta.

¿De qué puedo hablar en mis contenidos?

Ahora que tienes un público y una meta, te hace falta saber los temas que puedes abordar en tus contenidos. Pero, antes de fijarnos en eso, es importante decirte que para que logres llegar a tu meta, es necesario que entiendas que no es la cantidad de contenidos la que te dará éxito, sino la regularidad y el valor de ellos.

Por eso, es necesario que tengas una rutina y una persona fija que tenga el compromiso de producir los contenidos de tu estrategia. Después de elegir esa persona, empezarás a pensar en los contenidos, más específicamente en los temas que abordarás.

Lo importante es que tengas enfoque, y para no perderte en la infinidad de temas posibles, empieza por temas relacionados a tu marca sobre los cuales hay poco o ningún contenido producido. Después de las primeras publicaciones, podrás hacer investigaciones y preguntas a tu audiencia para saber temas sobre los cuales ellos desean que produzcas contenidos.

Puedes crear listas de consejos o de orientaciones para utilizar un producto, puedes producir e-books sobre temas relacionados con tu marca. Tienes infinitas posibilidades, pero siempre y cuando sean coherentes con tu producto y también con tus metas.

¿Qué tipo de contenido puedo crear?

Lo que la gente más suele pensar cuando se habla de Marketing de Contenidos es de los textos. Sin embargo, también es importante tener en cuenta que no todos tienen tiempo, disposición y, por qué no, paciencia para leer, aunque los textos sean cortos.

Así, es importante que en tu estrategia produzcas otros tipos de contenidos para atraer a las personas más impacientes y para que tu audiencia no se aburra. A continuación, te presentaremos algunos ejemplos que pueden ser utilizados en tu estrategia de Marketing de Contenidos:

  • Webinars
  • Cursos online
  • Imágenes
  • Podcasts
  • Videos

Las opciones son infinitas y dependen de tu buyer persona. Pero, ¡ten cuidado! La cantidad no es más importante que la calidad. Intenta tener enfoque en tus publicaciones o una regularidad para los distintos tipos de contenidos que subes para tu audiencia. Crea una rutina, porque la falta de organización en las publicaciones puede ser perjudicial a tu estrategia.

¿Cuál debe ser la regularidad de mis publicaciones?

En ese tema es necesario que tengas en cuenta que para que tu estrategia funcione, la disciplina es fundamental.

Más que la cantidad, lo importante es la regularidad de las publicaciones. Se valora más dos publicaciones todas las semanas con días fijos que una estrategia desorganizada que sube ‘miles de contenidos’ en una semana y en las próximas tres no sube nada.

La frecuencia de publicación que establezcas, también es la que te ayudará a formar una audiencia. Pero no te preocupes, como hemos mencionado, la frecuencia depende del público que vaya llegando a tus contenidos y para ir analizando, es bueno que crees un calendario editorial, además, te ayudará a tener más organización a la hora de planear y ejecutar.

¿Cuáles son los formatos que puedo utilizar?

Se puede decir que el formato tradicional son los blog posts, es decir, textos publicados en blogs. Pero eso dependerá de tu persona. Si es un público que tiene contacto con las redes sociales, podrás subir contenidos en esas plataformas de manera atractiva.

Divulgar tu producto a través de videos grabados, en directo, cursos online, imágenes, newsletter, etc. Lo importante es mantener la regularidad y reflexionar siempre sobre tu estrategia e invertir tus energías en los formatos preferidos de tu audiencia.

¿Qué beneficios me puede traer el Marketing de Contenidos?

El beneficio principal del Marketing de Contenidos es el éxito de tu estrategia. En primer lugar, debes trabajar en la confianza de tu audiencia; si sigues tu estrategia de Marketing de Contenidos de manera organizada, tu público confiará en ti y naturalmente podrá convertirse en tu cliente.

En ese sentido, se puede hablar de las ventas, una vez tienes la confianza del público y sigues nutriendo esa relación con contenidos relevantes y atractivos, tus ventas pueden subir considerablemente. Es decir, primero tienes que conseguir la confianza sin imponer o insistir nada a nadie.

Y por fin, el reconocimiento o mejor dicho, la autoridad. Si produces contenidos nuevos que tienen informaciones relevantes sobre un determinado asunto y la gente empieza a etiquetarte y compartir tus contenidos, el valor de tus publicaciones seguramente te dará más credibilidad y, naturalmente, más autoridad en aquel tema.

Así que lo principal es que tengas en cuenta tus objetivos y que luches por ellos.