La importancia de un “buen” community manager

mayo 17, 2018 admin

La importancia de un “buen” community manager

Para muchos de nosotros esta nueva profesión se ha vuelto una de las más escuchadas en los últimos años lo cual no es de extrañar, ya que cada vez son más la personas que se forman en esta materia y más las empresas que demandan en sus filas personal capaz de llevarles las cuentas de sus redes sociales.

¿Cualquiera podría ser un Community Manager?

Un Community Manager es la persona encargada o responsable de sostener, acrecentar y, en cierta forma, defender las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital, gracias al conocimiento de las necesidades y los planteamientos estratégicos de la organización y los intereses de los clientes. La figura se remonta al origen de las comunidades virtuales como “The well” y luego siguió teniendo relevancia en el ámbito de las listas de distribución, los grupos de noticias y los foros web.

Pero no todos los Community Managers se entienden con la empresa ni todas las empresas entienden a su Comunity. La transparencia entre ambos y compartir la misma línea de comunicación es indispensable para una comunicación en redes fluida, original y relevante para los clientes de la marca.

Su tarea es la de crear, analizar, entender y direccionar la información producida para las redes sociales, monitorear acciones que se ejecutan, crear estrategias de comunicación digital, entre otras tantas, son las funciones de un Community Manager, con un único objetivo que será establecer una comunicación que lejos de silenciar, censurar o ignorar a sus clientes, sea transparente, abierta y honesta, acercando nuevos públicos afines con la marca; permitiendo apalancar las posibilidades de un nuevo modelo de “innovación abierta”, ofreciendo así nuevas formas de comunicación más relevantes en las que el cliente se sienta parte activa de la organización”.

El buen Community debe proteger a su empresa:

El “buen” community ha de proteger de usurpaciones de identidad y demás daños corporativos que se le puedan ocasionar a la marca o empresa para la que trabaja. La escucha activa de las conversaciones de sus clientes será una constante, promocionando comentarios y contenidos en blogs y webs y vigilando además de manera discreta los movimientos de la competencia para responder con velocidad.

Diariamente ha de gestionar la marca en Internet, creando contenidos y analizando el resultado de las estrategias realizadas y las métricas, para comprobar si se cumplen los objetivos o es necesario realizar ajustes para mejorar las tareas que son necesarias para conseguir el posicionamiento eficaz en la web.

No todos valen…

Hay quien piensa que cualquiera puede llevar a cabo esta labor sin tener ningún estudio o conocimiento específico sobre la materia, incluso que con un breve curso podrían optar al puesto. Hay que destacar que una persona que quiera desempeñar esta función, ha de poseer conocimientos técnicos y de marketing.

El profesional debe conocer muy bien las plataformas que utiliza para vincular los usuarios de la red, y debe construir contenidos constantemente y ser experto, o documentado, de los temas que discute su comunidad.